t f v r
^

María Fernanda Di Giacobbe recibe en San Sebastián el Basque Culinary World Prize

María Fernanda Di Giacobbe recibe el BCWP

El pasado jueves 8 de septiembre, la venezolana María Fernanda Di Giacobbe recibió el Basque Culinary World Prize en los espléndidos espacios del museo de la Iglesia de San Telmo en San Sebastián, España. Esta distinción otorgada por el Basque Culinary Center y el Gobierno Vasco, conocida ya como el Nobel de la Gastronomía, ha reconocido a María en su primera edición como la chef que tiene el poder de transformar y de impactar positivamente a la sociedad desde las artes culinarias. Di Giacobbe, ha convertido al cacao en una herramienta que genera bienestar mediante la capacitación de emprendedores, en su mayoría mujeres, con el fin máximo de construir una sociedad “más libre y próspera”.

El jurado tuvo la ardua tarea de elegir a María entre más de 100 candidaturas provenientes de todo el mundo, de las cuales en una primera selección de 20 finalistas, resultó como la ganadora de 100 mil euros que debe destinar en su totalidad a un proyecto que contribuya con esta labor transformadora. La chocolatera ha hecho posible que sectores vulnerables de la sociedad venezolana, en comunidades asociadas al cacao, tengan un medio de sustento y de empoderamiento con el oficio de la chocolatería, beneficiando a toda la red cacao-chocolate con una visión de 360 grados, desde la semilla hasta la tableta.

En su discurso durante la gala del premio, María exclamó: “Qué bello que sea aquí en Donosti, San Sebastián, donde nos dan este premio, al lado de la Iglesia de Santa María y frente al imborrable mar de la Concha. Aquí arribaron 280 expediciones para desembarcar miles de semillas de cacao proveniente de Venezuela con la Compañía Guipuzcoana de Caracas. En esta ciudad de los maestros Gorrotxategui, hacia los años de 1750, se fundaron más de 40 chocolaterías que trabajaban con nuestros cacaos criollos.”

La ganadora agregó: “Sabemos la oportunidad que viene con este reconocimiento, también la responsabilidad que significa. Los recursos que nos otorgan inician la escuela Cacao de Origen Emprendedores, un espacio para profundizar conocimientos y brindar herramientas que conviertan a estos expertos del cacao en chocolateros con negocios propios. La escuela será parte de esa plataforma de bienestar que se ha creado en torno al cacao para las personas que desean salir adelante. Ellas también cambiarán el mundo a través de la cocina y los alimentos, con esta manera de pensar en colectivo y lograr el bienestar común, siendo parte de la transformación social que necesitamos como humanidad.”

Este premio es un apoyo a la energía de miles de mujeres creadoras del movimiento de cacao y chocolate en Venezuela.  ”Las emprendedoras del chocolate han tejido una red de educación y comunicación en todo el país, reconociendo la herencia contenida en las semillas de cacao y restaurando nuestra dignidad, identidad y cultura a través del oficio del chocolate.”

Video de entrega del BCWP a María Fernanda Di Giacobbe

 

Discurso completo de María en la entrega del premio:

“Cocinar, hacer chocolate, ¿cambiar el mundo?

¡Sí!

Lo estamos haciendo y junto a ustedes lo haremos mejor.

Este reconocimiento ha sido una celebración y una inspiración muy grande para continuar con nuestras metas. En nuestro país, se asoció esta noticia a la esperanza y a la certeza que el presente está en nuestras manos. Hoy, gracias a ustedes, todos nos sentimos protagonistas y hacedores de cambios.

Desde que en 1607 salió el primer barco cargado de semillas de cacao de la Capitanía General de Venezuela, nuestros cacaos se hicieron famosos en España y Europa. Eran todos cacaos con semillas de calidad y nacían en todas las regiones de nuestro territorio.

Nadie debe ser pobre donde nace el cacao, allí en las plantaciones, junto a los grandes árboles, con tantas frutas y flores, en ese trópico próspero y lleno de luz. Al convertir el cacao en chocolate y bombones, transformamos todo el paisaje en recursos, en educación y futuro.

Mientras más difícil se torna la situación en Venezuela, surgen más mujeres “Emprendedoras del Chocolate” que aprenden y trabajan con el amor y la fuerza de las madres que protegen a sus hijos. Sus bombones atrapan los sabores, texturas y aromas de los frutos del jardín y transforman sus ideas y sueños en realidades.

Este premio apoya la energía de miles de mujeres creadoras del movimiento de cacao y chocolate en Venezuela. Ellas, con sapiencia y entusiasmo, han tejido una red de educación y comunicación por todo el territorio, reconociendo la herencia contenida en las semillas de cacao y restaurando nuestra dignidad, identidad y cultura a través del oficio del chocolate.

El cacao que vive en nosotros germinó, nos une en sus raíces y estás raíces unen, bajo la tierra, las piezas de un país que está roto. El trabajo que hacemos nos reconstruye como nación, nos hace prósperos y libres.

Vengo a compartir con ustedes esta alegría, mi voz es hoy la voz de todas estas personas

Gracias. Gracias a ustedes.

A los miembros del jurado: Elena Arzak, Roca, Bottura, Blumenthal, Esquivel, Crenn, Adriá, Franchini, Olvera, McGee, Montanari, al equipo de trabajo que conforman el Basque Culinary Center, a los grandes cocineros y al gobierno de Euskadi.

¡Eskerrik asko!

Nota relacionada:
+Info Emprendedoras del Chocolate y proyectos: María Fernanda Di Giacobbe

Compartir